miércoles, 14 de noviembre de 2012

Día 156: #RT Si sientes #Amor por los #Perros y los #Acaricias - #TeamLife

Este Blog es una continuación de:
- Día 149: SI un #Perro te #Ignora es porque eres una #MalaPersona - #TeamLife
- Día 150: La #Felicidad es #Ignorancia, y si te ignoran, es #Tristeza - #TeamLife
- Día 151: #RT si también te sientes #Triste si un #Perro te #Ignora - #TeamLife
- Día 152: La #PobreVíctima que es #Ignorada por un #Perro - #TeamLife #RT
- Día 153: #RT si eres #Feliz cuando un #Perro viene y lo #Acaricias - #TeamLife
- Día 154: #RT si te #Enojas cuando un #Perro te #Ignora - #TeamLife
- Día 155: Un #Perro te dará #RT si tienes el #Deseo de #Acariciarlo - #TeamLife

Dimensión de CONSECUENCIA:
- al intentar que un perro me ponga atención, muchas veces sucede que comienza a ladrarme, y sólo ahí me detengo por miedo a que me muerda.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido intentar ciega y insistentemente acariciar a un perro para generar mi experiencia de felicidad  potenciada por mi deseo de acariciar a un animal, y así entonces sólo para experimentar tal felicidad como satisfacción por hacer lo que deseo.

En el momento y cuando me veo intentando acariciar a un perro poseído por el deseo de hacerlo - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no considero la interacción física misma como unicidad e igualdad, sino que ignoro lo físico para así experimentar felicidad / satisfacción por acariciar a un perro -- y que en ello definitivamente no considero de que es requerido enfrentar quien realmente soy, es hora de dejar de escapar de la realidad.

Me comprometo a mi mismo a respirar y acariciar a / interactuar con un perro sólo si hay una empatía en igualdad en donde ambos decidamos tal interacción, y asimismo entonces asegurándome que no estoy creando una experiencia de ello, a través de permanecer en el respiro.

- juzgo al perro por no ponerme atención / ignorarme

Me perdono a mi ismo el haberme aceptado y permitido juzgar a un perro por no ponerme atención / ignorarme para así victimizarme y ver al perro como el culpable de no obtener lo que quiero, y así definitivamente para no ver mi propia obsesión/posesión de buscar una experiencia de felicidad por ello.

En el momento y cuando me veo juzgando a un perro por no ponerme atención / ignorarme - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que es mi responsabilidad el poseerme/obsesionarme por el deseo de acariciarlo, y que de hecho el juicio es consecuencia de ello para seguir siendo inocente en mi narrativa mental, y que por ende de hecho no considero lo físico mismo, y asimismo que al participar en tal relación de adicción con la energía de hecho abuso de lo físico -- es decir, si no sé de donde creo tales experiencias, entonces tengo que ver qué es lo que ignoro, ya que la tomo justamente de aquello que ignoro -- lo físico.

Me comprometo a mi mismo a detener definitivamente toda experiencia / participación en mi mente en cualquier tipo de interacción con perros, y así entonces vivir la consideración de lo físico, interactuando con ellos en unicidad e igualdad y a través del respiro -- tomando en consideración en cada respiro que ellos son uno e iguales y que también toman sus propias decisiones.

- ignoro el punto inicial de desear acariciar a un perro

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido crear toda una experiencia mental de tristeza el ser ignorado por un perro para ignorar mi deseo de acariciar a un perro, y entonces para evadir e ignorar mi responsabilidad de buscar insistentemente una experiencia de felicidad sólo para sentirme positivamente y así desconectarme momentáneamente de la realidad para ignorar aquello que me hace reaccionar y que al mismo tiempo no quiero dejar ya que es la consecuencia de la búsqueda de mi interés personal, en donde la única manera de detener mis reacciones, es dejar aquello a lo que tanto valor he dado -- mis experiencias, mis deseos.

En el momento y cuando me veo creando una experiencia mental de tristeza al ser ignorado por un perro - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no considero que tal experiencia es creada por mi mismo, y que es simplemente para no ver lo que realmente no considero, que es que acariciar a un perro no es una experiencia, y asimismo que buscar una experiencia de ello es abusar de lo físico mi mismo al usarlo para sentirme bien, y que en ello simplemente no considero que no puedo escapar de la realidad, no puedo escapar de las consecuencias de mi interés personal, sino que sólo puedo detenerlo y detenerme por ende.

Me comprometo a mi mismo a detenerme incondicionalmente si me veo tras la influencia de mi interés personal para acariciar a un perro, participando físicamente a través del respiro en realmente ecualizarme a y como el perro, y por ende interactuando de manera efectiva, en donde si el perro me ignora, simplemente sigo mi camino, si se acerca, lo acaricio, y en ambos casos la misma aplicación, estar aquí y asegurándome que no creo una experiencia de ello.

Al estar aquí, el ego se vuelve vulnerable, porque verás, hemos creado una burbuja mental cada uno de nosotros, en donde reforzamos el grosor de la burbuja con las experiencias positivas, para así no ver el infierno afuera de nuestras burbujas, de tal manera, que manipulamos tal burbuja en donde ofrecemos a cambio glorificación/experiencias positivas a otras personas si hacen o dan lo que queremos, por ende actualmente vamos tras el recibir, en donde sólo damos si recibimos -- hemos perdido todo sentido de la realidad, en donde lo físico funciona justamente al revés, lo físico DA aquello que queremos recibir -- VIDA, y nosotros quitamos vida, incluso a nosotros mismos, porque queremos recibir una experiencia de especialidad en donde sólo podamos tenerla nosotros, en donde no tenemos que dar nada, sino que obsesionarnos y poseernos con lo que recibimos, la recompensa -- actualmente todo lo que hacemos lo hacemos para recibir algo -- ignorando que no es dar para recibir, sino que es dar como te gustaría recibir, eso significa dar en igualdad, así es como nos gustaría recibir -- hemos ignorado las palabras mismas, sabemos que es necesario el cambio, sabemos que somos responsables, pero no queremos dejar nuestra posesión, nuestra adicción -- la mente, la conciencia, es nuestra droga -- y para re-habilitarnos tendremos que caminar un proceso en donde dejemos la droga, es decir, en donde comencemos a detener nuestra participación, ya que es requerido como podemos ver, que nosotros mismos cambiemos. Si estás dispuesto a terminar tu adicción, sugiero camines con nosotros, y lo hagas entendiendo lo siguiente: una vez tomas tu decisión de terminar tu adicción, verás por ti mismo tu adicción -- y entiende: no queremos cambiar -- con eso, ya estás consciente de que cambiar es una decisión, porque te darás cuenta, lo decidimos, y aun no querremos cambiar, ya que sólo querremos cambiar una vez que lo hagamos, una  vez que detengamos nuestra adicción a las experiencias positivas.

En el siguiente Blog caminaré puntos adicionales que surgieron al caminar esta Personalidad -- definitivamente es hora de Fisicalizar mi interacción con Animales, ya que lo físico es Unicidad e Igualdad.

Disfruten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada