jueves, 16 de agosto de 2012

Día 65: Personaje curioso-sexual

1. Estaba hablando con M, y llegamos al punto de relaciones, en donde los dos habíamos tenido sólo 2 relaciones, así que en ese momento tuve el backchat 'oh tal vez ella ha tenido sexo las mismas veces que yo, le preguntaré', así que le pregunté, y en ese momento vi la imagen de mi mismo preguntando tal pregunta para buscar una conversación sexualosa, así que tuve el backchat 'creerá que busco sexo', luego vi la imagen de ella respondiéndome 'desubicado', y entonces tuve el backchat 'le molestará mi pregunta', así que le indiqué que si es que le incomodaba pues no había problema, entonces tuve el backchat 'me va a borrar de sus contactos'.
*creencia: que hablar de sexo es algo inaceptable
2.Reacción: miedo a que me borre de sus contactos por hablar de sexo, ansiedad como inseguridad de si me borrará o no, deseo de que acceda a hablar de sexo, esperanza de que accederá a hablar de sexo

¿Cuál es el miedo que me llevo a conversar de relaciones?: miedo a no tener nada que hablar por creer que si no hablo nada soy aburrido.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que si no hablo nada entonces soy aburrido, sin haberme dado cuenta de que si no hablo es porque no hay nada que hablar, por ende no es necesario definirme por no hablar, ya que estoy aquí al igual que todo y todos en esta existencia por ende somos iguales, en donde nos hemos definido como entretenido/aburrido según nuestras propias creencias, percepciones, e ideas de qué es entretenido, y qué es aburrido.

En el momento y cuando me veo creyendo que si no hablo entonces soy aburrido - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que soy un ser humano que está respirando aquí y que no estoy hablando porque no hay necesidad de hacerlo.

Me doy cuenta de cómo es que hemos definido socialmente el hablar, en términos de que juzgamos como aburrido o inferior a quien no habla, en donde claramente lo único que hemos logrado es jodernos a nosotros mismos, y así hemos abusado de aquellos que simplemente no hablan, para así poder generar una experiencia de superioridad de ello.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido temer no tener nada que hablar, sin haberme dado cuenta de que no tener nada que hablar es la oportunidad para simplemente estar en silencio, escuchando mi respiro y entendiendo que estoy aquí en cada momento, y que por ende no necesito temer estar aquí, ya que es inevitable, es decir, estoy aquí en cada momento de respiro.

En el momento y cuando me veo temiendo no tener nada que hablar - me detengo y respiro. Me escucho a mi mismo en silencio respirando y me doy cuenta de que sigo aquí, y por ende el temor era sólo una ilusión.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como el backchat 'oh tal vez ella ha tenido sexo las mismas veces que yo, le preguntaré', sin haberme dado cuenta de que la pregunta es si estoy que hablar de sexo es en y como el momento de sexo, y que por ende claramente no hay necesidad de hacerlo si estoy recién conociendo a una persona o si simplemente no estoy en un momento de sexo con tal persona, y que claramente toda justificación para hablar de sexo es innecesaria, ya que lo necesario es simplemente considerar lo que es mejor para todos, considerando que hablar de sexo sin estar en un momento de sexo es mera masturbación mental.

En el momento y cuando me veo en y como el backchat 'oh tal vez ella ha tenido sexo las mismas veces que yo, le preguntaré' - me detengo y respiro. Me pregunto a mi mismo si es relevante tal pregunta, y asimismo me doy cuenta de que hablar de sexo sin estar en un momento de sexo es mera masturbación mental.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como la imagen de mi mismo haciendo una pregunta para iniciar una conversación sexualosa, sin haberme dado cuenta de lo que se inicia con tal imagen es una búsqueda en separación de uno mismo, y que la conversación sobre sexo no es una experiencia, sino que comunicación para un acuerdo, ya que el sexo es un acuerdo y que claramente si no hay momento de sexo, pues no hay necesidad de hablar sobre ello.

En el momento y cuando me veo en y como la imagen de mi mismo haciendo una pregunta para iniciar una conversación sexualosa - me detengo y respiro. Inicio una conversación conmigo mismo haciéndome la pregunta de si realmente estoy en un momento de sexo como para hablar de sexo.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como el backchat 'creerá que busco sexo', sin haberme dado cuenta de que lo que realmente buscamos es creer qué es lo que va a suceder, lo cual claramente no es necesario ya que estoy aquí respirando, por ende no hay necesidad de creer en qué podría suceder, ya que puedo saber y vivir lo que sucede, AQUÍ en cada momento de respiro.

En el momento y cuando me veo en y como el backchat 'creerá que busco sexo' - me detengo y respiro. Busco la estabilidad aquí en y como el respiro como uno mismo dándome cuenta que no necesito creer en qué va a suceder al estar aquí respirando en cada momento.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como la imagen de una persona respondiéndome 'desubicado', sin haberme dado cuenta de que lo verdaderamente desubicado es tal imagen ya que no tiene ubicación = no está aquí, y que lo que la persona responda o no realmente es irrelevante, ya que no hay necesidad de intentar predecir la respuesta de otro, ya que nos expresamos a nosotros mismos y no hay una respuesta pre-establecida para una conversación.

En el momento y cuando me veo en y como la imagen de una persona respondiéndome 'desubicado' - me detengo y respiro. Me ubico a mi mismo aquí respirando como la respuesta de que no hay necesidad de imaginar qué es lo que otra persona dirá ya que no es real.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como el backchat 'le molestará mi pregunta', sin haberme dado cuenta de que no hay necesidad de molestarnos por una pregunta, y que si nos molestamos por una pregunta entonces significa que estamos molestos con nosotros mismos, y por ende es irrelevante creer que le molestará mi pregunta, ya que lo relevante es ver si a mi mismo me molesta, para ver qué es lo que me molesta de mi mismo.

En el momento y cuando me veo en y como el backchat 'le molestará mi pregunta' - me detengo y respiro. Me pregunto a mi mismo si me es una molestia mi pregunta y qué es lo que me molesta de mi si es que me molesta tal pregunta.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como el backchat 'me va a borrar de sus contactos', sin haberme dado cuenta de que no hay necesidad de borrar mi contacto en y como lo físico como uno mismo respirando aquí, por creer que me van a borrar como contacto, ya que que me borren es un cambio, si, y lo que no cambia es uno mismo respirando aquí, estable en y como el respiro.

En el momento y cuando me veo en y como el backchat 'me va a borrar de sus contactos' - me detengo y respiro. Me contacto a mi mismo en y como el respiro aquí dándome cuenta de que estoy aquí y que por ende no necesito creer en qué es lo que va a suceder.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que hablar de sexo es algo inaceptable, sin haberme dado cuenta de que lo inaceptable es limitarse a uno mismo a exponer una expresión física como lo es el sexo en consideración de un acuerdo de sexo para hablarlo en el momento de sexo como lo que es mejor para todos.

En el momento y cuando me veo creyendo que hablar de sexo es algo inaceptable - me detengo y respiro. Acepto que el sexo es una expresión física y entonces considero que hablar de sexo es expresión en y como un momento de sexo.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido temer que una persona me borre como contacto por hablar de sexo, sin haberme dado cuenta de que el hablar de sexo es expresión en consideración de lo que es mejor para todos en y como el momento de sexo, y que por ende no es necesario hablar de sexo si no es en y como el momento.

En el momento y cuando me veo temiendo que una persona me borre como contacto por hablar de sexo - me detengo y respiro. Borro mi temor entendiendo que el contacto es uno mismo respirando aquí, y que hablar de sexo es en y como el momento de sexo, de lo contrario es mera masturbación mental.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como la ansiedad como inseguridad de si una persona me borrará de sus contactos o no, sin haberme dado cuenta de que la seguridad es uno mismo en y como el respiro, y que como tal seguridad entonces no necesito inseguridad de qué es lo que va a suceder, ya que no puedo borrarme a mi mismo aquí, ya que estoy aquí respirando en cada momento, y que el contacto es físico aquí como uno mismo respirando.

En el momento y cuando me veo ansioso como inseguridad de si una persona me borrará de sus contactos o no - me detengo y respiro. Me aseguro a mi mismo en y como el respiro dándome cuenta de que no puedo ser borrado en y como el respiro aquí.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido desear que una persona acceda a hablar de sexo, sin haberme dado cuenta de que es innecesario acceder a un deseo para considerar si realmente es pertinente hablar de sexo como consideración de lo que es mejor para todos en y como el momento, ya que hablar de sexo es sólo requerido al momento de tener sexo.

En el momento y cuando me veo deseando que una persona acceda a hablar de sexo - me detengo y respiro. Accedo a mi mismo aquí dándome cuenta de que no es necesario ni adecuado hablar de sexo si no es en y como el momento de sexo.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como la esperanza de que una persona accederá a hablar conmigo de sexo, sin haberme dado cuenta de que no es necesario esperar hablar de sexo ya que el sexo se habla en y como el momento de tener sexo como expresión de uno mismo, y que por ende no necesito esperar la masturbación mental de hablar de sexo.

En el momento y cuando me veo en y como la esperanza de que una persona accederá a hablar conmigo de sexo - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no necesito esperar aquello que no está aquí como uno mismo respirando, y que no necesito hablar de sexo si no es en el momento de sexo aquí.

Me comprometo a mi mismo a establecer un Sistema Igualitario Monetario en donde no será necesario ir tras el sexo como una experiencia increíble, ya que si todo y todos tenemos por igual lo que la Tierra entrega incondicionalmente entonces nos podemos dar cuenta de que el verdadero valor aquí es la vida mi misma, y no una experiencia de placer sexual, y asimismo que toda la prostitución desaparecerá, ya que la prostitución existe porque no hay dinero en igualdad para todos y entonces requieren hacer dinero de esa manera, lo cual es claramente inaceptable.

Hora de terminar el abuso - Investiga Desteni.

Disfruten.

1 comentario:

  1. Gracias Juan, gran apoyo y referencia tu blog para caminar.

    ResponderEliminar