lunes, 27 de agosto de 2012

Día 77: #Temiendo no ser #Complacido - La #Base de una #Estrella

Cita 1: "Recuerdo que cuando era niño y estaba en colegio, al momento de decir algo al profesor/profesora, mi hermano me hacía callar o hacía un gesto de 'no' con la cabeza.

La primera vez que sucedió realmente me molesté ya que había definido a mi hermano como alguien importante, y entonces claramente el miedo implicado en este fue el miedo a no complacer a mi hermano - y entonces claramente tal miedo me llevó a la irritación, y desde esa primera experiencia programé el personaje ridículo, ya que creí que lo que hablaba era simplemente estúpido, y que los demás también pensaban lo mismo y sólo mi hermano me lo decía."

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido conectar la memoria de cuando mi hermano me hacía callar o hacía un gesto de descontento/desacuerdo con la cabeza en el momento en el cual decía algo, con y como una experiencia negativa, en separación de uno mismo.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido existir en y como la creencia de mi hermano como alguien importante, sin haberme dado cuenta de que la verdadera importancia es la Vida en si misma, y por ende al considerar a alguien como importante en separación de uno mismo, no nos estamos considerando a nosotros mismos como uno e igual a y como todo y cuanto existe aquí, y de hecho implica considerarse a uno mismo como 'menos que', así que me doy cuenta de cómo abusamos de nosotros mismos al momento de poner nuestros ojos en algo o alguien en separación de uno mismo, creyendo que nuestra existencia depende de algo o alguien, sin darnos cuenta de que estamos respirando aquí y que nuestro sustento y dependencia somos nosotros mismos como Vida, y que por ende somos responsables de nosotros mismos en cada momento de respiro, en y como todo cuanto existe aquí.

En el momento y cuando me veo en y como la creencia de mi hermano como alguien importante - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no me considero a mi mismo como uno e igual al momento de separarme de mi mismo definiendo como importante a alguien o algo, ya que la verdadera importancia de la vida es la vida en si misma, por ende como Vida, somos todos uno e igualmente importantes como cada parte de cuanto existe aquí como uno mismo.

Me comprometo a mi mismo a detener todo punto de separación en el cual defino a algo o alguien como importante como más que uno mismo, y dentro de esto, a entenderme a mi mismo como uno e igual como Vida en cada momento de respiro - y dentro de esto, a mostrar que nada ni nadie es más importante, sino que somos todos igualmente importantes como Vida, ya que estamos todos aquí por igual, y estamos hechos de la misma sustancia - lo físico.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido temer no complacer a mi hermano, sin haberme dado cuenta de que no hay consideración de uno mismo como expresión de uno mismo al momento de establecer nuestro punto de partida de cuanto hacemos/decimos/pensamos en complacer a otros, lo cual claramente es separación de uno mismo, y así me doy cuenta de cómo es que no hemos entendido que somos uno e iguales, ya que buscamos complacer a los demás y tememos de hecho no complacerlos, en donde claramente tal punto de temer no complacer a alguien surge por la creencia de que alguien es importante o más que uno mismo, y entonces es a través de esta creencia ciega que no nos hemos dado cuenta de que el sentirnos complacidos es simplemente una experiencia energética, y que es de hecho lo que todos buscamos, por ende, buscamos complacer a los demás para eventualmente ser complacidos por tal complacimiento, sin haber entendido que simplemente podemos honrarnos a nosotros mismos como vida como uno e iguales a y como todo y todos, y de que buscar una experiencia de complacimiento es realmente un abuso a lo físico, en donde no nos consideramos a nosotros mismos como vida para dar con una experiencia.

En el momento y cuando me veo temiendo no complacer a mi hermano - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no me considero a mi mismo al momento de buscar complacer a alguien, sino que simplemente me dejo llevar por el miedo para buscar una salida a tal miedo a través de ser complacido por complacer a alguien, y entonces al considerarme a mi mismo puedo entender la existencia como uno e igual y reconocerme a mi mismo en y como la expresión de un ser.

Me comprometo a mi mismo a detener todo punto en el cual intento complacer a alguien, dentro de esto, el reconocerme a mi mismo en y como la expresión de un ser como uno e igual a y como uno mismo, y dentro de esto, a mostrar que el verdadero complacimiento es aquello que es lo mejor para todos como iguales, y que si el complacimiento parte de un punto de importancia en separación de uno mismo entonces debe ser detenido, ya que es mera búsqueda de una experiencia de complacimiento basada en MIEDO.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido irritarme al haber creído de que si complacía a alguien entonces tendría que recibir la misma complacencia, sin haberme dado cuenta de que en realidad la irritación sólo puede existir si buscamos complacencia en separación de uno mismo como una experiencia energética, en donde inevitablemente llegamos a tal punto si es que no somos complacidos, y que realmente es una manipulación para sostener nuestra realidad en aparente paz y alegría, en donde nadie nos puede molestar ya que nosotros complacemos a los demás, y así no hay una consideración de uno mismo como uno e igual, sino que mera búsqueda de constante felicidad, lo cual claramente implica la creación del opuesto, ya que la felicidad como experiencia energética sólo puede existir en separación de uno mismo, en donde claramente nos hemos programado a complacer mediante dinero como experiencia energética, sin habernos considerado como el respiro aquí como Vida como uno e igual a y como todo y todos, por ende lo único que hemos estado generando a través de buscar una realidad energéticamente perfecta, es destrucción física, real, y entonces la decisión delante de nosotros es detener de una vez tal búsqueda de felicidad, que claramente comenzó por haber creído que podemos ser más al obtener energía, sin habernos dado cuenta de que la energía simplemente desaparece, por eso no es real, no es constante, si lo fuese, habríamos dejado buscar hace mucho tiempo, entonces lo único que es realmente estable es lo físico, justamente aquello de lo que nos hemos separado por habernos definido según las experiencias energéticas.

En el momento y cuando me veo irritado al no recibir complacencia de parte de mi hermano - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no me apoyo a mi mismo como uno e igual como Vida al momento de irritarme al no recibir o experimentar una experiencia de complacencia, en donde claramente tal irritación es mero berrinche mental por no obtener lo que quiero, en donde qué implica el obtener lo que quiero, simplemente que alguien más participe en el juego mental de la complacencia, por ende no hay un apoyo a la igualdad como vida al momento de buscar complacencia, así que es totalmente inaceptable el hacer berrinche como irritación al no obtener una experiencia de complacencia.

Me comprometo a mi mismo a detener todo berrinche mental como irritación al no conseguir aquello que quiero y/o deseo, asimismo a considerar una complacencia a la Vida como unicidad e igualdad en cada momento de respiro, y dentro de esto, a mostrar que la irritación por no ser complacidos sólo puede existir al buscar complacencia, y que tal búsqueda es un abuso a lo físico, a la Vida, ya que no estamos considerando una estabilidad como uno mismo como lo físico que no requiere de una experiencia para vivir, y así entonces tomamos la energía de nuestros propios cuerpos físicos humanos para experimentar complacencia meramente mental.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que aquello que hablo es estúpido por haber creído que si recibo complacencia por lo que hablo entonces lo que hablo es importante, sin haberme dado cuenta de que lo que hablo no es ni estúpido ni importante, sino que lo verdaderamente importante es si apoya la vida en igualdad como uno mismo, y que la estupidez de hecho es el buscar una experiencia de lo que hablamos, ya que si buscamos una experiencia entonces no estamos considerando nuestras palabras como nosotros mismos, sino que como un medio para obtener aquello que buscamos - lo cual es claramente un punto de abuso a uno mismo como la palabra viva, en donde nos separamos de nosotros mismos como palabras vivas por usarlas como meros objetos para generarnos una experiencia, y es justamente de esta manera el cómo le hemos dado definiciones a las palabras en separación de uno mismo, para generar experiencias, en donde para que alguien pueda ser feliz en tal separación, entonces otro tendrá que sufrir, por ende esta es la base de la desigualdad - nosotros mismos en la búsqueda de experiencias energéticas positivas a través de las palabras que hablamos.

En el momento y cuando me veo creyendo que lo que hablo es estúpido - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no me considero a mi mismo como las palabras al momento de creerlas estúpidas por no complacer a otros a través de las palabras, y que claramente no hay un apoyo a mi mismo como vida al momento de juzgar mis palabras, sin considerar si las palabras que hablo son relevantes como aquello que apoya y asiste la vida en igualdad.

Me comprometo a mi mismo a detener todo juicio y creencia sobre mis palabras, y asimismo considerarme a mi mismo como uno e igual como la Vida al momento de hablar las palabras, y dentro de esto, a mostrar que las palabras que hablamos somos nosotros mismos, y que nos separamos de nosotros mismos como las palabras al momento de usarlas como objetos para obtener una experiencia energética positiva, y que es así como creamos nuestras propias experiencias, a través de el abuso a las palabras vivas como uno mismo.

Me perdono a mi mismo el haberme aceptado y permitido creer que los demás también creían que mis palabras eran estúpidas y que entonces sólo mi hermano me lo decía, sin haberme dado cuenta de que simplemente estaba reflejando mi propia creencia en los demás, y que por ende si me lo tomaba personal, era simplemente porque así lo creía, es decir, la única manera para creer que los demás creen que mis palabras son estúpidas, es creyendo que mis palabras son estúpidas, y que claramente creer que sólo mi hermano me mostraba que mis palabras eran estúpidas era una excusa para reprimir la creencia de que los demás también creían que mis palabras eran estúpidas, por ende me doy cuenta de cómo es que justificamos nuestras creencias con más creencias como supresión para minimizar un punto, y de cómo es que nos tomamos personal lo que nos dicen de acuerdo a nuestras propias creencias y juicios sobre uno mismo.

En el momento y cuando me veo creyendo que los demás creen que mis palabras son estúpidas - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no me apoyo a mi mismo como igualdad con y como las palabras al momento de juzgarlas y creerlas como estúpidas, y que de hecho al juzgar y creer sobre las palabras, estoy en realidad creyendo y juzgando sobre mi mismo, por ende no hay una consideración de uno mismo como las palabras al momento de creer que los demás creen que mis palabras son estúpidas.

En el momento y cuando me veo creyendo que sólo mi hermano me dice lo que creo que otros creen de mi - me detengo y respiro. Me doy cuenta de que no me apoyo a mi mismo al tapar una creencia con otra como supresión, ya que las creencias en si mismas no son reales por ende simplemente al momento de suprimir la creencia estoy de hecho suprimiendo una ilusión, ya que claramente la única manera de crees que otros creen algo de mi, es creyéndolo de mi mismo, por ende no me considero a mi mismo como quien realmente soy aquí respirando como lo físico al momento de definir lo que hago, digo, y pienso según creencias y juicios.

Me comprometo a mi mismo a detener toda creencia de qué es lo que creen los demás, y asimismo a detener y corregir mis propias creencias sobre mi mismo, y dentro de esto a mostrar que la única manera de realmente entender qué es lo que cree una persona es posible al entender y corregir nuestras propias creencias, en donde así podemos identificar los patrones en los cuales participamos por tales creencias, y entonces apoyar y asistir a los demás como uno mismo ya que sólo como uno mismo podemos comprender nuestras creencias, a través de perdón a uno mismo, declaración correctiva de uno mismo con una realización de uno mismo en tal patrón, y luego decidiendo y viviendo la decisión de CAMBIAR.

Continuará… Disfruten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada